Domingo 08 de Mayo 2022

Un padre se agarró a golpes con 30 estudiantes.

El hombre advirtió a las autoridades que recurriría a la violencia, debido a que sus hijos sufrían de acoso escolar.

El hecho ocurrió en una escuela secundaria de Texas, Estados Unidos, se produjo cuando Willie Smith, de 40 años, fue a buscar a sus hijos al colegio Tucson. El hombre se dirigió hacia la institución debido a que los directivos le dijeron que vaya a retirarlos porque hubo un disturbio con otros estudiantes.
Cuando Smith los retiró del establecimiento, el personal de la escuela le aconsejó que saliera por atrás para evitar más confrontaciones con otros alumnos.
Sin embargo, el hombre se negó y llevó a sus hijos por el patio. A su vez, les dijo a los directivos que se iba a poner violento porque los menores eran acosados por otros alumnos.
Cuando salieron, todos los estudiantes estaban en el horario de almuerzo. Según los informes, tanto el papá como los niños fueron blanco de burlas por parte de un grupo de chicos y en ese instante comenzó el conflicto.

El momento de la pelea

Se cree que por lo menos 30 estudiantes participaron en la pelea. En las imágenes se puede ver cómo se desarrolló el violento episodio ante los ojos de las autoridades del campus, quienes tuvieron que intervenir inmediatamente.
La policía fue hasta el lugar y arrestó al hombre. En ese momento, admitió haber peleado con un estudiante, al que le habría tirado puñetazos para luego inmovilizarlo contra el suelo. Según su relato, luego se sumaron otros alumnos.

El hombre fue liberado

La hermana del imputado, Rosalinda Martínez, afirmó que su hermano ha sido liberado, a medida que continúa la indagación para esclarecer lo ocurrido. Rosalinda detalló: “El juez había observado todos los clip de videos y entendió las situaciones.
“Estoy segura de que los nenes van a necesitar cualquier tipo de orientación. Eso fue demasiado traumático. Uno de mis sobrinos tuvo una conmoción cerebral”, aseveró la mujer.

Qué dijeron desde la escuela

El colegio secundario permaneció cerrado durante varias horas después del incidente. Asimismo, el establecimiento emitió un comunicado sobre lo sucedido.
“La escuela se encuentra en un protocolo de seguridad. La policía de Tucson y la seguridad escolar respondieron de inmediato y permanecerán en el campus para garantizar que no haya problemas adicionales”, señaló el comunicado.

Los papás de los estudiantes acusaron a la policía de usar gas pimienta

Muchos padres manifestaron que las autoridades usaron fuerza extrema para controlar los incidentes. Además, denunciaron que utilizaron gas pimienta en el momento de la pelea. Sin embargo, la policía negó las acusaciones.
“Podemos confirmar que ningún oficial utilizó ningún tipo de fuerza excesiva ni tampoco gas pimienta. Si se usó, no fue nuestro departamento”.

En vivo

Programación completa
Cerrar