Martes 19 de Abril 2022

Terminó sepultado por una pared y salió ileso de milagro

“Creo mucho en la virgen de Urkupiña, ella me cuidó”

Esa fue la declaración Textual de Freddy Colque, un albañil que trabaja hace dos años en la construcción de viviendas en el Municipio de Quillacolllo, en Cochabamba. Sin embargo, al medio día de este martes fue terrorífico y liberador para él, pues fue parte de un milagro.

Freddy estaba trabajando en la construcción de una vivienda en la calle Héroes del Chaco, a menos de una cuadra del templo San Idelfonso, hogar de la milagrosa Vírgen de Urkupiña. En ese lugar es dónde una pared cayó encima suyo dejándolo sepultado totalmente por cientos de kilos de escombros.

Sin embargo salió con vida y con tan sólo unas leves heridas, de hecho, sólo tenía el brazo izquierdo vendado. “No tengo nada, sólo mi brazo lastimado un poco”, decía mientras agradecía a Dios por estar completamente ileso.

En tanto, el informe médico brindado por la Doctora Patricia Colque, Directora del Hospital Benigno Sánchez de Quillacolllo, indica que Freddy sólo sufrió contusiones leves, mientras otra persona herida si sufrió una fractura en una de las piernas.

Freddy fue dado de alta a horas después de lo ocurrido, saliendo por sus propios medios del Hospital con sólo algunos rasguños luego de haber estado sepultado por cientos de kilos de escombros.

Cerrar