Domingo 06 de Enero 2019

Félicette, la gata que pasó de las calles de París al espacio exterior

Se trata del único felino que ha sido enviado en un cohete espacial.

La historia de Laika, la perra soviética que entró a la historia como el primer ser vivo terrestre en orbitar la Tierra es conocida por muchos, pero no es el único animal que ha visitado el cosmos.

Representando al mundo felino, Félicette pasó de las calles parisinas a sobrevolar la superficie terrestre el 18 de octubre de 1963.

Seleccionada entre 14 ejemplares, esta gatita despegó de la base francesa de Colomb-Béchar, en el Sáhara argelino, a bordo del cohete Véronique AG1. En 10 minutos alcanzó los 157 kilómetros de altura, en plena ionosfera, viajando a seis veces la velocidad del sonido.

Félicette pasó de buscar alimento en las calles a flotar al interior de una cápsula espacial, no sin antes pasar por un exhaustivo entrenamiento, similar al de los astronautas.

El experimento intentó analizar los efectos de la ausencia de gravedad en seres vivos y tuvo mejor final que el de Laika. La felina regresó sana y salva a la Tierra y permitió a los franceses competir de forma breve con la URSS y su Laika, y con Estados Unidos y su chimpancé Ham.

En su honor, recientemente se recaudó una cifra cercana a los 50 mil euros para ubicar una escultura de bronce en París que recuerde a la gata que más alto ha llegado en la historia.

Fotos: Wikipedia

pixel

//

Cerrar