Jueves 26 de Agosto 2021

Argentino demanda a China y a la OMS tras contagiarse de Covid

Matías Bergalli afirma que "la pandemia era evitable" por lo que Xi Jinping y Tedros Adhanom Ghebreyesus violaron la Declaración Universal de Derechos Humanos en sus artículos tercero, que se refiere al derecho a la vida y al derecho a la integridad personal.

Matías Bergalli es un argentino de 39 años que tras contagiarse de Covid y estar más de un mes sin trabajo demandó a China y a la Organización Mundial de la Salud (OMS) por los estragos que le dejó la pandemia.

“Mi vida cambió completamente, se tienen que hacer cargo”, dice este hombre residente de Ramos Mejía, provincia de Buenos Aires, quien se contagió a principios de este año.

“Me contagié a mediados de marzo de este año, supuestamente por mi sobrino ya que su maestra era asintomática y seguía dando clases como si nada pasara”, señala a Infobae.

Bergalli estuvo 16 días postrado en una cama con mucho dolor de cabeza y dolencias corporales. Tosía mucho, le faltaba el aire, estaba confundido y deprimido por no poder ver a sus hijos.

“Estaba preso en mi propia casa, a lo que se sumaba la ansiedad generada por el confinamiento y la incertidumbre de quién iba a mantener a mi familia porque yo no podía salir a trabajar”, señala.

La enfermedad y complicaciones lo obligaron a estar más de un mes sin trabajo. “La pandemia era evitable”, afirma, por lo que demandó a la República Popular China en cabeza de su presidente Xi Jinping y su Gabinete de Gobierno; y la Organización Mundial de la Salud, en cabeza de su Director General, Tedros Adhanom Ghebreyesus.

Según Patricio Poplavsky, CEO y fundador de Poplavsky International Law Offices, un estudio de abogados especializados en derecho internacional, China y la OMS violaron la Declaración Universal de Derechos Humanos en sus artículos tercero, que se refiere al derecho a la vida, y quinto, al derecho a la integridad personal.

El abogado afirma que la demanda considera “daños materiales” como los gastos médicos que tuvo su representado, la pérdida de ingresos, además de “daños morales” como el hecho de estar aislado y alejado de los seres queridos.

Según Poplavsky, los familiares de los fallecidos podrían cobrar una cifra cercana al millón de dólares, mientras que personas que estuvieron graves o internadas podrían pedir una cifra entre US$500 mil a US$700 mil.

Foto: Redes sociales

En vivo

Programación completa
Cerrar