Lunes 08 de Agosto 2016

Una extraña mujer se subió a un taxi Uber y le dijo al chofer que le cumpliría el sueño de su vida

Liz se subió al taxi Uber de Ellis. Charlaron un rato. Él le contó de su vida y ella en un momento le dijo que le cumpliría su sueño.

Durante un viaje en Filadelfia, Pensilvania, la pasajera, Liz Willock  y Ellis comenzaron a conversar. Cuando llegaron al tema de los Juegos Olímpicos, Hill le contó con orgullo que su hijo, Darrell Hill, estaría representando el equipo de EE.UU. en lanzamiento de peso.

Darrell Hill

"Cuando le dije sobre mi hijo, ella estaba realmente sorprendida, pero cuando me preguntó si iba a ir verlo, le dijo que no me lo podía permitir", explica Ellis Hill. Este hecho le rompió el corazón a Willock.

Como líder de ventas en un servicio de conserjería que organiza viajes y alojamiento para las personas que buscan ensayos clínicos de todo el mundo, sentía que tenía todos los contactos y los recursos que necesitaba para hacer que el viaje de Ellis Hill sucediera.

"Aquí estaba este maravilloso hombre que tiene una estrecha relación con su hijo y sé que cualquier padre querría ver a su hijo o hija competir en los Juegos Olímpicos, pero es muy comprensible que estuviera fuera de su alcance", entonces Willock tuvo una idea.

"Ella me preguntó: '¿Si pudiera conseguir un boleto irías?' Y yo dije: '¡Dios mío, ni si quiera te conozco!'", recuerda Ellis. Ella le respondió: "No, te creo y creo que estaba destinada a conocerte y voy a tratar de hacer que esto suceda", dice Hill.

La pareja intercambió información y al día siguiente, Willock creó una campaña en GoFundMe con el objetivo de recaudar $7.500 para enviar Hill a Río para animar a su hijo.

"Alguien acaba de donar 1.545 dólares para mi GoFundMe. Me conmoví casi hasta las lágrimas. Dios es tan bueno".

Las donaciones alcanzaron su objetivo en sólo dos días. Hill salía de la iglesia, cuando una estación de noticias local llamó para decirle que iría a Río.

"Estaba muy emocionado", dice Hill. "Me siento muy agradecido por saber que hay gente buena por ahí".

"Quisiera agradecer personalmente a todos quienes donaron para ayudar a mi padre a llegar a Río, alcanzamos nuestra meta. Dios es bueno #agradecido".

Ahora, Hill y Willock están hablando "cada media hora", dice Willock, sobre cómo el orgulloso padre se prepara para ver a su hijo competir en el mayor escenario del mundo.

"No he visto a mi hijo en un par de meses porque ha estado entrenando", explica Hill. "No puedo esperar para verle y animarle en persona y hacerle saber que estoy 100% a su lado".

Darrell Hill entrenando

"Liz fue una extraña durante 5 minutos", dice. "Hablamos todo el tiempo ahora y sé que vamos a ser amigos durante mucho tiempo", explica Hill sobre este destinado encuentro en Uber.

Fotos: B1GHomie – Twitter.com / Go Fund Me

Cerrar