Viernes 26 de Mayo 2017

La historia de la tienda de Prada en medio del desierto de Texas a la que nadie puede entrar

Se encuentra al costado de una carretera de Estados Unidos y en la que sólo hay zapatos de talla 37.

La construcción de una tienda de la prestigiosa marca de moda Prada a un costado de la carretera U.S. 90, que cruza el desierto de Texas, ha llamado la atención de miles de viajeros que desde el 2005 han visto la sede en ese lugar, la cual tiene el mismo diseño minimalista característico de sus locales.

shutterstock_316658018

La tienda fue denominada Prada Marfa por el nombre del pueblo más cercano a su ubicación, que queda a 41 kilómetros de ahí, y ha causado extrañeza porque nunca está abierta al público y en su interior se pueden encontrar zapatos y bolsos de la colección de otoño, según lo publicado por Gizmodo. Sin embargo, esta tienda no es lo que parece, sino que en realidad se trata de una instalación de arte inspirada por un hecho sucedido en Nueva York, cuando los artistas del barrio Soho, en Manhattan, tuvieron que trasladarse a Chelsea, debido a que llegarían grandes tiendas de marcas de lujo a esa zona.

6968731787_921e887ac0_z

En esa oportunidad y como forma de protesta por los injustos desalojos, los artistas escandinavos Michael Elmgreen e Ingar Dragset colgaron carteles afuera de una galería de arte, los cuales decían: "Prada, próximamente". A su vez, esta intervención artística llamó la atención de Yvonne Force Villarreal y Doreen Remen, cofundadoras de la organización Art Production Fund, quienes decidieron reunirse con los creadores de los carteles y continuar con lo que éstos prometían, con el objetivo de realizar un experimento acerca de la influencia del consumo en la vida de las personas.

shutterstock_140381119

Lo más increíble de todo es que contaron con el apoyo de la propietaria de la famosa marca, Miuccia Prada, quien escogió personalmente los bolsos y zapatos que se exhibirían en los escaparates de la instalación que fusionaba el pop art con el land art, es decir, que incorpora al paisaje que lo rodea. Finalmente, la obra tuvo un costo de 80.000 dólares y fue inaugurada el 1 de octubre de 2005. La idea principal era dejarla en el lugar sin ningún tipo de mantenimiento, tal como lo indicaron las cocreadoras en esa época:

"Si alguien la pinta con aerosol o si un vaquero decide usarlo para practicar su puntería, o si un ratón o una rata almizclera decide hacerlo su hogar, en 50 años estará en ruinas. Será un reflejo del tiempo en que se hizo."

15322048843_aaa481d947_z

A los pocos meses de su inauguración, delincuentes lograron ingresar a la supuesta tienda y robaron los objetos que eran originales de la marca. Por esto, se decidió cortar el fondo de los bolsos y sólo mostrar zapatos derechos talla 37. Pero un problema más grave ha sido la aparición constante de grafities que han ensuciado la parte trasera de la escultura, por lo que se instaló una cámara de vigilancia, una alarma y un guardia encargado de resguardar la obra.

8173126465_ccdc3310c9_z

Sin embargo, muchas personas han criticado estas drásticas medidas, debido a que la propuesta inicial suponía el deterioro del tiempo y la intervención de otros, sin hacer mantenimiento alguno. Fue así que en 2014, un sujeto pintó las paredes exteriores de azul, cortó el toldo y roció un potente pegamento marrón que arruinó las ventanas de Plexiglas.

Luego de la costosa restauración que eliminó casi todas las huellas del vandalismo, los creadores tuvieron que enfrentar otro conflicto, cuando el Departamento de Transportes de Texas declaró como ilegal la instalación, ya que fue considerada como publicidad en una carretera, algo que está prohibido en ese estado y cuyas autoridades hasta pueden ordenar la destrucción de la escultura.

13501343723_4bd9cb6d9c_z

Los artistas declararon que Prada no proporcionó ninguna cantidad de dinero para financiar la obra, sino que todo corrió por cuenta de Art Production Fund y Ballroom Marfa, y que la propietaria de la marca dio su consentimiento para utilizar el logo y donó algunos productos, pero no existió una relación comercial.

Tras casi un año de enfrentamientos legales, la institución estatal llegó a un acuerdo con los creadores y dio a la obra artística la calificación de "museo", lo que ha permitido que actualmente se haya convertido en una particular atracción para los turistas, principalmente porque es lo único que existe en medio de la nada.

Fotos: Shutterstock / Flickr

pixelFireTracker(’36yNXcfDDr’).event(‘PageView’, {“author”:”Elizabeth.Gonzalez”,”origin_url”:”http://mediatique.io/2017/05/23/la-historia-de-la-tienda-de-prada-en-medio-del-desierto-de-texas-a-la-que-nadie-puede-entrar/”,”tags”:[“arte”,”bolsos”,”carretera”,”critica”,”desierto”,”estados-unidos”,”instalacion”,”marca”,”moda”,”nueva-york”,”prada”,”prada-marfa”,”texas”,”tienda”,”zapatos”],”categories”:[“actualidad”,”c13″,”ned”],”post_type”:”post”,”post_created_at”:”2017-05-23T22:41:01+00:00″})

actualidad,c13,ned
Elizabeth.Gonzalez
la-historia-de-la-tienda-de-prada-en-medio-del-desierto-de-texas-a-la-que-nadie-puede-entrar

En vivo

Programación completa
Cerrar