Viernes 23 de Abril 2021

Joven pasa dos meses hospitalizado por tomar demasiada bebida energética: es probable que necesite un trasplante de riñón

Había comenzado a experimentar dificultad para respirar y evidenciaba una notoria pérdida de peso.

El exceso en el consumo de bebidas energéticas le pasó la cuenta a un joven de 21 años, que terminó internado en el hospital durante casi dos meses con insuficiencia cardíaca y otros problemas de salud.

De acuerdo a la información del caso recogida por Live Science, el paciente bebió cuatro bebidas energéticas al día durante dos años, una cantidad realmente peligrosa.

El joven fue al hospital después de experimentar dificultad para respirar progresivamente durante cuatro meses, así como pérdida de peso, según el informe publicado en la revista BMJ Case Reports.

El paciente recordó que ocasionalmente tenía episodios de indigestión, temblores y latidos cardíacos acelerados, pero no buscó atención en el pasado. Se sintió tan mal y letárgico en los últimos meses que tuvo que suspender sus estudios universitarios, según el informe de los médicos del St. Thomas Hospital de Londres.

Según recoge El Confidencial, después de una serie de pruebas, el joven fue diagnosticado con dos afecciones potencialmente mortales: insuficiencia cardíaca e insuficiencia renal. Sus médicos consideraron varias causas posibles de su insuficiencia cardíaca, incluido el “síndrome del corazón roto”, cuando la cámara de bombeo principal del corazón se agranda y debilita, y la miocarditis o inflamación del corazón.

Sin embargo, ninguna de las dos condiciones encajaba con la historia clínica y los resultados de las pruebas del hombre. La explicación más probable de su insuficiencia cardíaca fue su alto nivel de consumo de bebidas energéticas, concluyeron los autores, aunque no pueden probarlo con certeza.

Después de 58 días en el hospital, el paciente fue autorizado a irse a casa y le recetaron varios medicamentos para el corazón. Dejó de tomar bebidas energéticas por completo y su función cardíaca mejoró tanto que sus médicos dicen que no necesita un trasplante de corazón en este momento. Sin embargo, es probable que necesite un trasplante de riñón en algún momento en el futuro.

Foto: Shutterstock.

Cerrar