Martes 20 de Abril 2021

El príncipe William contra Florentino: el duque de Cambridge también criticó la creación de la Superliga europea

Esta nueva competición futbolística, presidida por el mandatario del Real Madrid, ha despertado la ira de muchos fans, entre ellos, el hijo mayor de Lady Di.

La creación de la Superliga de fútbol europea ha generado gran polémica en el mundo del fútbol. Esta iniciativa de algunos clubes responde, en palabras del propio Florentino Pérez, presidente del Real Madrid, a la crítica situación financiera que vive el deporte rey.

“Esto lo hacemos para salvar el fútbol, que está en un momento crítico, a punto de arruinarse. El fútbol está en caída libre. Si no hacemos algo, no durará mucho. Debe evolucionar, como la vida, las personas y las empresas. Se tiene que adaptar a los tiempos”, manifestó Pérez sobre esta nueva liga.

Según explicó, las entidades más importantes del continente han perdido 5.000 millones de euros durante la pandemia. “Nosotros, el Real Madrid, hemos dejado de ingresar 400”, advirtió. “Todo estaba delicado, pero el coronavirus ha venido a darnos la puntilla. En esta situación, morimos”, continuó en su discurso.

Una de las voces más llamativas en contra de esta competición ha sido la del príncipe William, que ha advertido de que la Superliga corre el riesgo de perjudicar al fútbol inglés, una opinión que comparten el Gobierno del Reino Unido y los organismos rectores del fútbol en ese país.

El duque de Cambridge, presidente de la Asociación de Fútbol británica, hizo públicas sus preocupaciones en medio de una fuerte reacción contra los “seis grandes” clubes de la Premier League inglesa que amenazaron con separarse del resto de equipos.

El nieto de Isabel II, declarado seguidor del Aston Villa, tuiteó: “Ahora, más que nunca, debemos proteger a toda la comunidad futbolística –desde el máximo nivel hasta las bases– y los valores de la competición y la equidad en su núcleo. Comparto la preocupación de los aficionados por la propuesta de la Superliga y el daño que corre el riesgo de causar al deporte que amamos”.

De acuerdo a Vanitatis, las críticas a esta nueva competición están desarrollándose en todos los estratos de la sociedad británica y también Boris Johnson se ha opuesto a su creación, asegurando que tratará de proteger el deporte y el fútbol doméstico.

Foto: Shutterstock.

Cerrar