Jueves 19 de Noviembre 2020

Se descubre un nuevo virus con origen boliviano muy parecido al Ébola

Chapare

El virus Chapare puede causar fiebres hemorrágicas y problemas graves en varios órganos.

Investigadores de enfermedades en Estados Unidos descubrieron la aparición del “Chapare”. Un extraño virus que produce síntomas muy similares al Ébola, y que reapareció en 2019 tras un primer brote en el año 2004.

Los expertos determinaron que el virus puede transmitirse de persona a persona, lo que proyecta fuertes brotes en un futuro. Según los estudios presentados el pasado lunes en la reunión anual de la Sociedad Americana de Medicina e Higiene Tropical.

Cabe recalcar que no existen brotes activos de Chapare en este 2020. Incluso en caso de la existencia de posibles brotes, la posibilidad de que el virus cause una pandemia es mínima, según los investigadores.

v
foto: n24.mx

“Las fiebres hemorrágicas causadas por virus como el Ébola extrañas veces se contagian en grandes magnitudes como la gripe o el Covid-19, debido a que los síntomas de la fiebre hemorrágica generalmente aparecen poco después de las infecciones a diferencia de los largos períodos de incubación de las enfermedades respiratorias”.

Comentó Colin Carlson, investigador de la Universidad de Georgetown experto en enfermedades zoonóticas.

Los investigadores comentaron que en el año 2019 dos pacientes transmitieron el virus Chapare a tres empleados de la salud de La Paz. De los cuales uno de los pacientes y dos empleados murieron luego de infectarse. De este virus solo se tenía el antecedente de un pequeño brote en la provincia de Chapare, por ello el nombre el virus, en el año 2004, cuando un agricultor de 22 años falleció después de padecer de dolor de cabeza, dolores articulares y musculares, vómitos y hemorragia.

Hasta el momento, se desconoce dónde inició el virus y cómo se contagia en los humanos. En principio, se presume que los roedores fueron la fuente de la infección hacia un agricultor.

foto: clarin/televisa

El virus Chapare pertenece al grupo de los llamados arenavirus. Este puede causar fiebres hemorrágicas, una condición que también se observa en los pacientes con Ébola. Puede producir problemas graves en varios órganos, lo que hace que los pacientes luchen por sobrevivir.

Los contagiados con este virus en 2019 sufrieron fiebres, dolor abdominal, vómitos, encías sangrantes, erupción cutánea y dolor detrás de los ojos.

Te puede interesar: Primer boliviano en recibir vacuna contra el COVID-19 conversa con ”Al Día”

Cerrar