Martes 14 de Junio 2022

Una árbitra terminó con múltiples fracturas en el rostro por una jugadora en un partido en Córdoba

Violento episodio ocurrió en un partido válido por la liga de Punilla.

El violento episodio ocurrió el útimo fin de semana en el partido que disputaron el Club Depostivo Yocsina ante Sportivo Rivadavia, donde la jueza Érica Núñez fue atacada por una jugadora y debió ser internada con varias fracturas en su rostro. La agresora, en tanto, fue detenida al terminar el encuentro.

Según el relato de la jueza, la futbolista le dijo en ese momento que no la iba a soltar hasta que viera sangre. Antes de esta violenta reacción, esa jugadora había visto la primera tarjeta amarilla por haberle gritado a una de sus compañeras que quebrara a una rival.

Núñez no solo recibió un golpe en el rostro. Su agresora también le dio patadas: “Tengo varios moretones en el cuerpo. Tengo múltiples fracturas en el rostro, en tabique también y tengo la cara muy mal”, repasó.

A pesar de que la árbitra aseguró que hasta ese momento el encuentro tenía un desarrollo tranquilo, lo cierto es que en el primer tiempo ya había tenido que expulsar al entrenador de Sportivo Rivadavia por insultos a jugadoras y también a una de las asistentes.

“Sigo sin entender esta reacción, ni yo ni nadie se veía venir esto. Las mismas jugadoras de su equipo no entendían”, sostuvo la jueza, que producto de las heridas que sufrió fue trasladada a un centro de salud de Alta Gracia en el cual le realizaron exámenes neurológicos.

Según la prensa local, además, la agresora -cuyo nombre no trascendió- fue detenida una vez que terminó el encuentro.

Cerrar