Lunes 30 de Mayo 2022

Un exguerrillero y un empresario se disputan la presidencia de Colombia

Las elecciones en Colombia, han tenido un giro radical cuando los candidatos Gustavo Petro y Rodolfo Hernández quedaron como principales contendientes para la segunda vuelta que será el 19 de junio.

El voto de la población colombiana se ha caracterizado por buscar candidatos que hagan un cambio en el país, que pasa por una profunda crisis social y económica.

La pobreza y la inseguridad se han vuelto las preocupaciones principales, ya que la desaprobación por el curso que sigue el país es del 85%, un número que no se registra desde la crisis en 1990, según una encuesta realizada por medios internacionales.

Gustavo Petro, ex alcalde de Bogotá, candidato de izquierda y progresista de 62 años, es quien alcanzó la mayoría de votos en la primera vuelta de las elecciones, con un 40,32% de votos contados, lo que no le alcanzo para conseguir la presidencia en la primera vuelta con una diferencia de 10%.

Petro acuñó gran popularidad entre la población debido a su acercamiento a varios sectores en la población, como al grupo LGBT+ y a grupos medio ambientalistas que han expresado simpatía por el candidato.

Sin embargo, su pasado como guerrillero del M-19 y su paso por la carcel por dos años, le jugó en contra, algo por lo que él argumenta que fue rehabilitado, pero aún existe un sector de la población que lo rechaza totalmente, debido al acercamiento que tuvo con Hugo Chávez en el pasado, y que en su plan de gobierno figure la reactivación de relaciones económicas con Venezuela.

Por otra parte, el empresario, ex alcalde de Bucaramanga, y “Tik Toker” Rodolfo Hernández es quien encabeza la contraparte derechista en las urnas, un empresario “antisistema” que pretende cambiar el sistema gubernamental.

Hernández ha llamado la atención en redes sociales ya que a pesar de su edad, suele hacer Tik Toks de los que ha recolectado mucha popularidad. No obstante, el semblante más notorio de su campaña fue la batalla contra la corrupción que quiere librar si sale victorioso en las elecciones.

Varios sectores en la población colombiana han expresado su afinidad con este candidato, pero, muchas otras personas también le reprochan sucesos polémicos en los que ha estado involucrado, como la controversial frase que dijo en una entrevista con la prensa de Bucaramanga en el año 2016 “Yo soy seguidor de un gran pensador Alemán, que se llama Adolfo Hitler” dijo Hernández.

Además la campaña anti corrupción de Hernández en varias ocasiones fue desacreditada, porque él mismo está involucrado en un caso de contratación ilegal. Lo que ha generado discusión en la población.

El futuro político de Colombia se decidirá el 16 de junio, pero hasta ahora el ambiente político esta polarizado entre la izquierda y un nuevo contendiente que según analistas ha expulsado a derecha tradicional del ámbito político.

Cerrar