Martes 21 de Septiembre 2021

Un desafío extremo y absurdo

Los retos de TikTok pueden llegar a límites insospechados, e incluso puede llegar a traer consecuencias penales. Así le ha pasado a tres estudiantes de Florida, que fueron detenidos tras sumarse al challenge Devious Lick.

Desde romper mesas y sillas hasta quitar lavabos y partir puertas, los protagonistas han llegado hasta graves extremos, pues quien incluso se grabó conduciendo el autobús escolar.

De hecho, ya hay dos alumnos que incluso han sido detenidos por estos actos de vandalismo, dos menores del instituto Evans Middle School (Georgia), que se grabaron arrancando un dispensador de gel del baño y atascando el inodoro con él.

Cerrar