Martes 20 de Abril 2021

Un cazador furtivo murió aplastado por una manada de elefantes en Sudáfrica

Según informaron las autoridades del Parque Nacional Kruger, el hecho ocurrió luego que intentara huir para no ser capturado por los guardabosques.

El domingo murió un presunto cazador furtivo que fue pisoteado por una manada de elefantes cuando intentaba escapar del Parque Nacional Kruger en Sudáfrica para no ser capturado por los guardabosques.

“Los guardabosques vieron a tres individuos e intentaron huir, pero los guardabosques solicitaron refuerzos del ala aérea y la unidad K9. Cuando se dieron cuenta de que habían sido vistos, los presuntos cazadores furtivos arrojaron un hacha y una bolsa con sus provisiones en un intento de escapar de los guardabosques”, señaló Isaac Phaahla, vocero del Parque Nacional Kruger.

Según las autoridades, el cazador estaba junto a otros dos cómplices que al momento de huir se toparon con la manada de elefantes. Uno de los cazadores fue arrestado por las autoridades, quien señaló que no sabía si su otro compañero había logrado escapar, según informa la prensa local.

Más tarde los guardabosques descubrieron al cazador quien estaba gravemente pisoteado y con heridas graves que finalmente le produjeron la muerte. “Se dice que el tercer sospechoso resultó herido en el ojo, pero siguió huyendo”, dijo Phaahla.

“Ese aún no ha sido arrestado, pero el domingo detuvimos a otros tres sospechosos con un rifle, municiones y un hacha”, confirmó el portavoz.

Las autoridades pidieron ayuda a la comunidad para recopilar mayor información y así combatir la caza furtiva.

“La campaña contra la caza furtiva es responsabilidad de todos. Amenaza muchos medios de vida, destruye familias y requiere recursos muy necesarios para combatir el crimen que podrían usarse para crear empleos y desarrollo”, el ejecutivo gerente de KNP, Gareth Coleman.

“Todavía no se han establecido sus nacionalidades. Se hará tan pronto como comparezcan ante el tribunal”, señaló Phaahla.

El Parque Nacional Kruger Kruger es el más extenso de Sudáfrica y cuenta con unos 19.000 animales, además de constituir un gran atractivo turístico del país.

Lamentablemente, los cazadores furtivos son visitantes recurrentes del lugar y suelen buscar cuernos de rinoceronte, que se venden a un alto precio en el mercado ilegal.

Foto: Shutterstock

Cerrar