Lunes 16 de Mayo 2022

Un amor incondicional

Una madre sale a las calles vender turrones, dulces y perfumes, poder pagar los medicamentos de sus dos hijas con discapacidad.

La señora Sandra, tiene 54 años, de los cuales ya muchos lo ha dedicado a vender dulces y perfumes en las calles de Santa Cruz. Los golpes duro de la vida, ha hecho que ella aparente de muchos más años que los que en realidad tiene y además de padecer problemas psiquiátricos.

Tiene 3 hijas, dos de ellas con capacidades diferentes, Sandra tiene 30 años de edad, con problemas psiquiátricos a consecuencia de que años atrás fue víctima de trata y tráfico y Sarita de 20 años que es sorda muda.

Por ese motivo la señora Sandra, todas las mañana hasta la tarde se dedica a vender dulces para poder conseguir dinero para las medicinas que sus hijas todos los días requieren por su condición, además de pagar el alquiler y sus necesidades básicas.

Si deseas ayudar comunícate al 77350776 cualquier ayuda es importante.

Cerrar