Lunes 19 de Agosto 2019

Turquía condena “firmemente” el ataque lanzado por parte de fuerzas rusas y sirias contra un convoy militar turco

El ataque provocó la muerte de tres civiles e hirió a doce más, añadió el comunicado, sin precisar la nacionalidad de las víctimas.

Antes, Siria había denunciado el envío de este convoy del ejército turco "lleno de municiones" al sur de la provincia de Idlib, un día después del ingreso del ejército sirio en la estratégica ciudad de Jan Sheijun.

"Vehículos turcos cargados de municiones" se "dirigen hacia Jan Sheijun para socorrer a los terroristas" lo "que confirma una vez más el apoyo que aporta el régimen turco a los grupos terroristas", dijo una fuente del ministerio sirio de Relaciones Exteriores, citado por la agencia oficial SANA.

La aviación rusa y siria bombardean posiciones no lejos del lugar donde se encuentra el convoy para impedirle que siga avanzando, dijo por su lado el Observatorio Sirio para los Derechos Humanos (OSDH).

Un corresponsal de la agencia francesa de noticias AFP avistó, en la mañana de este lunes (19.08.2019), un convoy de unos 50 vehículos militares, entre ellos blindados para transporte de tropas y al menos cinco tanques, en dirección hacia Maaret al Nooman, ciudad situada a 15 kilómetros al norte de Jan Sheijun, en el sur de la provincia de Idlib.

La víspera, las fuerzas del régimen sirio habían logrado penetrar en esa localidad controlada por yihadistas y rebeldes apoyados por Ankara por primera vez desde 2014. Según el OSDH los ataques de la aviación rusa y siria tenían por objetivo impedir que el convoy turco continuase su camino.

Una reconquista de esa ciudad permitiría a las fuerzas del régimen rodear el norte de la provincia vecina de Hama, donde se encuentran puestos de observación turcos. La mayor parte de Idlib y partes de las provincias vecinas de Alepo, Hama y Latakia aún escapan al control del régimen de Bashar al Asad, ocho años después del comienzo de la guerra.

La región de Idlib, dominada por el grupo yihadista Hayat Tahrir al-Sham (HTS, antigua rama siria de al-Qaida) y base de algunos grupos rebeldes, ha sido blanco desde finales de abril de bombardeos casi diarios por parte del régimen y su aliado ruso.

El ministerio turco de Defensa aseguró en su comunicado que Rusia había sido informada con antelación de la llegada del convoy para reavituallamiento de un puesto de información instalado en Idlib por Turquía, en línea con los acuerdos concluidos entre Ankara y Moscú.

En vivo

Programación completa
Cerrar