Lunes 29 de Noviembre 2021

¿Por qué la OMS se saltó dos letras del alfabeto griego para nombrar a la nueva variante del Covid-19?

El organismo desestimó usar nu y xi, las que por orden preceden a ómicron.

La Organización Mundial de la Salud ha seguido siempre el alfabeto griego para nombrar las variantes del Covid-19 que han ido apareciendo. Por ello, se esperaba que la agencia bautizara la última cepa detectada por primera vez en Sudáfrica como nu, que viene después de mu, una variante designada el 30 de agosto.

Pero la OMS se saltó nu, y no solo esa letra, sino también xi, la siguiente del alfabeto, una medida que muchos usuarios en las redes sociales se cuestionaron si era para evitar ofender al líder chino Xi Jinping.

En un comunicado proporcionado a la agencia de noticias AP, la OMS explicó que omitió nu para mayor claridad y xi para evitar ofender en general.

“‘Nu’ se confunde demasiado fácilmente con ‘nuevo’, y ‘xi’ no se usó porque es un apellido común”, esgrimió la OMS, agregando que las “mejores prácticas de la agencia para nombrar enfermedades sugieren evitar ofender a cualquier persona, grupos culturales, sociales, nacionales, regionales, profesionales o étnicos”. Esas prácticas se describen en un documento de mayo de 2015 emitido por la agencia.

Esta es la primera vez que la OMS se salta letras al nombrar variantes del coronavirus. Alfa, beta, gamma y delta son actualmente “variantes de interés”, como ómicron. Otras, como lambda, kappa y mu, fueron identificadas como “variantes de interés” menos serias.

La variante ómicron parece tener una gran cantidad de mutaciones en la proteína Spike, lo que podría comportar una mayor facilidad para su propagación entre las personas. La OMS expuso el viernes que la evidencia preliminar “sugiere un mayor riesgo de reinfección” en comparación con otras variantes preocupantes.

Pero los científicos todavía están en el proceso de investigar exactamente qué significan los cambios genéticos para saber si la variante es más transmisible o peligrosa. Hasta ahora, no hay indicios de que la variante cause una enfermedad más grave.

Foto: Shutterstock.

Cerrar