Miércoles 14 de Julio 2021

Polémica científica por investigadores chinos que realizaron experimento para que ratas machos tuvieran crías

Los acusan de saltarse los protocolos de "bioética" y advierten que esto puede "reforzar la mala imagen que se tiene de ese país".

Un equipo investigadores de la Universidad Médica Naval de Shanghai, en China, está siendo duramente criticado por la comunidad científica de este país, debido a un cuestionable experimento en el que intentaron que ratas machos tuvieran crías.

De acuerdo a los detalles que se han entregado sobre el estudio, los científicos chinos “fecundaron ratas macho cosidas a hembras de su misma especie, en un experimente que resultó especialmente doloroso y angustiante para los animales”, detalla la revista Nature.

La intención del experimento, dijeron sus responsables, es eventualmente usarse los conocimientos que se extraigan de allí para llevar adelante embarazos con personas de cualquier sexo que deseen procrear.

Esto generó un gran debate entre la comunidad científica de China, quienes advirtieron que este grupo de investigadores estaban saltándose protocolos de “bioética” y advirtieron que esto puede “reforzar la mala imagen que se tiene de ese país”, consigna Infobae.

“Existe una preocupación más profunda de que la tendencia imperecedera de la ‘ciencia a través de las relaciones públicas’, la mentalidad de que los experimentos con objetivos extravagantes son un atajo para la atención del público, convierta la ciencia en una forma de negocio del entretenimiento en lugar de un esfuerzo académico serio y responsable”, dijo Joy Zhang, socióloga de la Universidad de Kent en Reino Unido.

Si bien este experimento fue financiado con fondos públicos, no está claro si fue realmente aprobado por la comisión de ética de ese país. “El experimento no tiene valor social y simplemente desperdició el dinero que se les quitó a los contribuyentes”, expresó Qiu Renzong, bioético de la Academia China de Ciencias Sociales en Beijing, según recoge el medio antes citado.

Los investigadores, por su parte, dijeron que su intención es que el estudio tenga “un impacto profundo en la biología reproductiva”. Uno de los autores, Zhang Rongjia, en una declaración a Pub Peer, publicación para la revisión de pares, admitió que se llevó a cabo el trabajo “para nuestros intereses y curiosidad”, pero que hicieron lo posible por utilizar la menor cantidad de animales posibles y para minimizar el dolor de los animales.

Foto: Shutterstock.

Cerrar