Lunes 30 de Mayo 2022

¿Peligra el cuadro más famoso del mundo? Hombre le lanza una torta a La Mona Lisa

Un hombre disfrazado irrumpió en el Museo del Louvre y lanzó un "tortazo" a la Mona Lisa.

¿Peligra el cuadro más famoso del mundo? Hombre le lanza una torta a La Mona Lisa

Un visitante del Louvre puso en peligro a la Mona Lisa, el cuadro más famoso del mundo, al arrojarle una torta al cristal que le protege, en una aparente protesta relacionada con el cambio climático. El autor fue un hombre disfrazado de anciana que saltó de una silla de ruedas antes de atacar el vidrio. Las autoridades policiales del museo actuaron rápidamente arrestando a la persona. Circula un video filtrado en redes sociales, en la que se ve al atacante gritando.

Piensa en la tierra, la gente está destruyendo la tierra”, dijo en francés el hombre, vestido con una peluca, en otra publicación de video. En él, se le veía salir de la galería de París con la silla de ruedas. Esto demostraría que el incidente efectivamente tenía un motivo ambientalista.

Así quedó “La Gioconda” después de sufrir un “tortazo”.

El ataque dejó una mancha cremosa sobre el cristal. Sin embargo, la famosa obra no sufrió daños.El Louvre no estuvo disponible de inmediato para hacer comentarios. Otro video que se publicó en las redes mostraba a un empleado terminando de limpiar el cristal mientras otro asistente retiraba una silla de ruedas delante de “La Gioconda”, de Da Vinci.

Otros ataques a La Mona Lisa

La pintura, fue robada en 1911 por Vicenzo Peruggia, un empleado del museo. Este suceso aumentó la fama internacional del cuadro. Durante los dos años que desapareció, la obra salió innumerables veces en los principales medios del mundo. Los periódicos ofrecieron recompensas. También recibieron miles de cartas con supuestos sospechosos. Peruggia cayó cuando quizo vender la obra en Florencia. Obviamente, el regreso de la pintura fue todo un acontecimiento. 

También sufrió daños en un ataque con ácido cometido por un vándalo en la década de 1950. Por ello, desde entonces se mantiene tras un cristal. Además, en 2009, una mujer rusa molesta por no haber conseguido la ciudadanía francesa arrojó una taza de cerámica contra el cuadro. Esta se rompió, pero ni el cristal ni la obra sufrieron daños.

Cerrar