Más empleados de Twitter dicen adiós luego de un duro ultimátum de Elon Musk

Otro éxodo de empleados de Twitter mientras Musk está a cargo.

Otro éxodo de empleados de Twitter mientras Musk está a cargo.

El nuevo dueño de Twitter, Elon Musk, avisó a los empleados de Twitter una fecha límite de 5 p.m. hora del jueves 17 de noviembre, para decidir si querían trabajar para él, y les pidió dejar su trabajo a quienes que no compartían su visión.

Musk hizo el anuncio en un correo electrónico temprano en la mañana a los empleados el miércoles; En la nota, reiteró que Twitter enfrentaba un camino difícil por delante y ofreció a los empleados tres meses de indemnización si no querían seguir trabajando allí “para construir un Twitter 2.0 revolucionario”.

El multimillonario ha sido implacable en la transformación rápida de Twitter desde que completó su adquisición de la compañía por $ 44 mil millones hace casi tres semanas. Musk rápidamente recortó la mitad de la fuerza laboral de 7500 personas de Twitter, despidió a miles de contratistas, despidió a los empleados que lo habían criticado y recortó los costos de infraestructura. También anunció hace una semana atrás que Twitter necesita ganar más dinero o se enfrenta a la bancarrota. Y ha impulsado productos de suscripción, cortejando e insultando alternativamente a los anunciantes de Twitter. Musk ha traído a un círculo de confidentes y empleados de algunas de sus otras compañías, como el fabricante de automóviles eléctricos Tesla, para que lo asesoren en Twitter. Musk y Twitter no respondieron de inmediato a las solicitudes de comentarios. En su nota a los empleados de Twitter el miércoles, Musk dijo que tendrían que trabajar muy duro. “En un mundo cada vez más competitivo, necesitaremos ser extremadamente duros”, escribió. “Esto significará trabajar muchas horas a alta intensidad. Solo un desempeño excepcional constituirá una calificación aprobatoria”.

También agregó que “Con respecto al trabajo remoto, todo lo que se requiere para la aprobación es que su gerente asuma la responsabilidad de garantizar que esté haciendo una excelente contribución”, dijo Musk en el correo electrónico, y agregó que se espera que los trabajadores asistan a reuniones en persona no menos de una vez al mes.

Veinte minutos después, Musk envió un correo electrónico de seguimiento que decía: “A riesgo de decir lo obvio, cualquier gerente que afirme falsamente que alguien que está a su cargo está haciendo un trabajo excelente o que un rol determinado es esencial, ya sea remoto o no, será despedido de la compañía.”

La decisión de emitir un ultimátum se produjo después de que, a principios de este mes, Musk despidiera a la mitad del personal de Twitter, reduciendo su fuerza laboral a alrededor de 3.700 empleados.
También echó a sus principales líderes y disolvió la junta directiva. Musk también despidió recientemente a algunos empleados por criticarlo en tuits o en canales internos de Slack.
“No quiero quedarme para construir un producto que está siendo envenenado por dentro y por fuera”, dijo a CNN un empleado actual que planea presentar su renuncia, pero solicitó el anonimato para evitar poner en riesgo la indemnización.
“Todo el mundo tiene un precio pero hasta cierto punto, y este despido me da algo de consuelo para buscar un mejor ambiente a pesar de la economía”, agregó el empleado.

Cerrar