Miércoles 16 de Diciembre 2020

Ladrones desmantelan un automóvil enfrente de la casa del propietario: ‘Nadie vio ni escuchó nada’

Ante la dificultad de que la policía resuelva el caso, el dueño ofreció una recompensa de 1.400 dólares a cualquiera que pueda darle información valiosa.

La mayoría de las personas que no tienen estacionamiento privado dentro de su hogar, suelen dejar su automóvil aparcado lo más cerca de su vivienda para mayor seguridad. Pues bien, en el caso de Paul Hampton, residente en Reino Unido, esto no ha funcionado.

Hampton salió por la noche y estacionó su vehículo enfrente de su casa. A las 4:30 horas, su vecino golpeó insistentemente la puerta de su hogar para que el hombre saliera a ver su automóvil, o lo que quedaba de él, pues un grupo de ladrones se valieron de la oscuridad de la noche para desmantelarlo.

“La devastación es evidente. El automóvil había sido hecho pedazos frente a su propia casa”, explicó Emily Heeley, hijastra de Paul. “Nadie vio ni escuchó nada, no se hizo ningún ruido durante el robo. Este solo pudo haber sido un grupo de profesionales”, agregó.

El lujoso vehículo de Hampton quedó apoyado sobre unos ladrillos, ya que los ladrones también se habían llevado las cuatro ruedas, el capó, las dos puertas, la cubierta del maletero y, también, los asientos delanteros.

“Paul está destrozado”, comentó Emily. “Trabaja duro para su vehículo. La mayor parte del tiempo lo hace 13 horas al día, siete días a la semana. Decir que estamos devastados es quedarse corto y que esto suceda justo enfrente de su casa es terrible. Hemos vivido en esta calle durante más de 20 años y nunca hemos tenido ningún problema”, dijo la joven.

Ante la dificultad de que la policía resuelva el caso, Paul ofreció una recompensa de 1.000 libras (1.400 dólares) a cualquiera que pueda darle información valiosa.

“Cuando salí a la puerta principal, no podía creer lo que estaba viendo”, contó Hampton a Metro. “No habían dañado ningún panel, solo lo habían desnudado. Estos son profesionales y parecen trabajar en equipos de cinco o seis para reducir el tiempo. Cada persona tiene su propio trabajo. No solo cortaron los cables de las puertas, sino que desengancharon los conectores para evitar dañarlos. Han dejado el resto de las piezas en perfecto estado”, explicó.

Paul habló con un mecánico que cree que los ladrones estaban detrás de conseguir el parachoques delantero del vehículo y los faros, pues los sensores podrían valer una pequeña fortuna. Sin embargo, debieron de haber sido descubiertos, pues solo lograron quitar la matrícula.

Foto: EXPRESS AND STAR.

Cerrar