Lunes 26 de Abril 2021

John Travolta aún se emociona al recordar su baile con Diana de Gales: “Fue como un cuento de hadas”

Aquel momento en la Casa Blanca forma parte de las imágenes más legendarias de Lady Di.

John Travolta y Lady Di protagonizaron en noviembre de 1985 uno de los momentos más icónicos de la década y que se ha convertido en una verdadera leyenda. En esa velada en la Casa Blanca, Estados Unidos, el actor solo tenía que dirigir el baile y asegurarse de que todos los invitados se divirtieran, pero se atrevió a hacer lo que nunca hubiera imaginado e invitó a bailar a la princesa Diana, algo que nunca ha olvidado.

Travolta, que entonces tenía 31 años, recuerda aquel momento como si fuera ayer, como manifestó en una entrevista en la revista Esquire. “No recuerdo que me pidieran que la invitara a bailar. Tuve el gran privilegio y honor de haber tenido este momento”, recordó el actor.

La estrella de Hollywood era uno de los invitados al banquete oficial, una recepción ofrecida en honor del príncipe Carlos y Diana de Gales por el presidente Ronald Reagan y su esposa, Nancy. Durante la velada, la estrella de “Fiebre del sábado noche” y “Grease” reunió el coraje para invitar a la princesa Lady Di a bailar.

“Tenía que dirigir el baile y asegurarme de que nos divirtiéramos. Fue la parte más fácil, pero saludar a Diana adecuadamente, tener la confianza suficiente e invitarla a bailar, todo esto fue una tarea difícil”, explicó en la entrevista.

Al parecer, fue Nancy Reagan la que pidió a Travolta que animara a Diana a danzar en el gran salón. La propia princesa de Gales, que entonces tenía 24 años, había pedido a su anfitriona que invitara al actor a la recepción, recoge La Vanguardia. 

“Recuerdo la decoración. Estábamos en la Casa Blanca. Era medianoche. La escena es como un sueño. Me acerco a ella, le toco el codo, la invito a bailar. Ella se da la vuelta y me regala esa sonrisa cautivadora, solo un poco triste, y acepta mi invitación. Y ahí estábamos, bailando juntos como si fuera un cuento de hadas. ¿Quién podría imaginar que me pasaría algo así algún día? Fui lo suficientemente inteligente como para registrar esto en mi memoria como un momento mágico muy especial”, rememoró el intérprete.

En ese momento había otras parejas en la pista de baile, pero pasados unos minutos los dos se quedaron solos. Todas las miradas se centraron en ellos, como la escena de una película. Durante la velada, Diana también concedió un baile a otras dos estrellas de Hollywood, Clint Eastwood y Tom Selleck. Pero en toda la noche, nunca bailó con su marido.

Foto: Wikipedia.

Cerrar