Sábado 09 de Marzo 2019

Investigadores revelan primera evidencia de que Marte pudo ser un planeta acuático en el pasado

La primera prueba geológica de un sistema de antiguos lagos interconectados que alguna vez recorrieron el subsuelo del Planeta Rojo.

La misión de exploración de Marte de la Agencia Espacial Europea Mars Express ha revelado la primera evidencia geológica de un sistema de antiguos lagos interconectados que alguna vez recorrieron el subsuelo del Planeta Rojo, cinco de los cuales pueden contener minerales cruciales para la vida.

Aunque Marte parece ser árido, su superficie muestra signos convincentes de que contenía grandes cantidades de agua en el pasado, tales como valles y canales de flujo que sin agua no hubieran podido generarse. 

Según Francesco Salese, de la Universidad de Utrech (Países Bajos) y autor principal del estudio, la investigación evidencia que Marte fue un planeta acuático hasta cierto cambio climático. “Los primeros años de Marte eran un mundo acuático, pero a medida que el clima del planeta cambiaba, el agua se retiraba por debajo de la superficie para formar piscinas y ‘aguas subterráneas, señaló. 

Salese y sus colegas exploraron 24 cráteres cerrados y profundos en el hemisferio norte de Marte, a unos 4000 metros por debajo del “nivel del mar” marciano (un nivel que, dada la falta de mares del planeta, se define arbitrariamente en Marte en función de la elevación y la presión atmosférica).

En estos cráteres encontraron formaciones que sólo podrían haberse desarrollado con presencia de agua, por ejemplo canales entallados en las paredes de los cráteres, terrazas en las paredes de los cráteres formadas por el agua y depósitos de sedimentos en forma de abanico, entre otros elementos. 

Por otra parte, el nivel del agua se alinea con las líneas costeras propuestas de un supuesto océano marciano que se cree que existió en Marte entre tres y cuatro mil millones de años.

“Creemos que este océano puede haberse conectado a un sistema de lagos subterráneos que se extienden por todo el planeta”, agrega el coautor Gian Gabriele Ori, director de la Escuela Internacional de Investigación de Ciencias Planetarias de la Università D’Annunzio, Italia.

Por último, el equipo detectó en cinco de los cráteres signos de minerales asociados al surgimiento de la vida en la Tierra como arcillas, carbonatos y silicatos varios. 

Se cree que la exploración de estos lugares podría revelar cuáles eran las condiciones adecuadas para la vida en el pasado. Hallazgos como este son de una importancia enorme, ya que nos ayudan a identificar las regiones de Marte más prometedoras para la detección de signos de vida pasada, señala Dmitri Titov, científico del proyecto Mars Express de la ESA. La próxima misión se lanzará en 2021, comprende un rover llamado Rosalind Franklin, y una plataforma de ciencia de la superficie, y explorará los sitios marcianos que se consideran clave en la búsqueda de signos de vida en Marte.

Fotos: Shutterstock/Wikipedia

pixel

//

Cerrar