Viernes 13 de Mayo 2022

Existen 14.598 “dinosaurios” inscritos en la UMSA

La Unesco determinó máximo 11 años de permanencia en la universidad.

De los 14.598 estudiantes que permanecen en la Universidad Mayor de San Andrés (UMSA), los denominados “dinosaurios”, conforman el 7.980 (54,67%)  y reciben beneficios como el seguro médico de salud, una beca y hasta acceso a descuentos de servicios de transporte, revela el estudio académico que lleva el título Análisis de las variantes que influyen a la matriculación de alumnos en la UMSA, con permanencia igual o mayor a 11 años.

“En promedio, por año  75.800 estudiantes son matriculados en la UMSA, de ellos 1.814 universitarios se rezagan en más de 25 años y 14.598  por promedio permanecen en esta casa superior de estudios por más de 11 años”, se lee en el resumen del estudio trabajo.  

Se indicó que este trabajo se corroboró con información pertinente y entrevistando a los 13 vicedecanos de las facultades de la UMSA. En estas entrevistas se da una muestra de 375  matriculados por 11 años o más. El profesional dijo que a esa conclusión llegó el estudio elaborado con datos de 47 encargados de las diferentes unidades de kardex. El estudio, también determinó que de los 7.980, el 46,93% usa el seguro de salud. “Esos estudiantes no pasan clases, sólo se matriculaban para acceder al servicio”, dijo.

Estos inscritos abandonaban sus materias. Según indica el análisis, un estudiante accede a la matrícula con 125  bolivianos al año en el caso de la facultad de Ciencias Financieras y con ese pago pueden tener un seguro de salud más barato. “Es un monto económico”, explicó.

Con la matrícula también acceden a la dirigencia estudiantil. Este documento es uno de los principales requisitos para postular a algún cargo ya sea en el Centro de Estudiantes, en la Federación Universitaria Local  (FUL) o en la Confederación Universitaria Boliviana (CUB).

Vargas dijo que, de acuerdo con su experiencia, en el tiempo en que él fue dirigente evidenció que “varios dirigentes tenían más de media década en esos cargos”.

Porque en esos cargos, ellos también gozaban de algunos privilegios como el acceso a becas internacionales, pues aunque no eran estudiantes destacados, igual “podían acceder a esos estudios”. Además, ellos pueden acceder a la beca comedor. Aunque este beneficio debería favorecer a estudiantes con menos recursos, favorecía a aquellos con ingreso medio, pero que eran dirigentes.

Como dirigentes, estos estudiantes pueden administrar los recursos de los aportes universitarios ya sea en matrículas, fiestas, actividades deportivas y culturales, y la realización de congresos, entre otros. “No son fiscalizados”, dijo.

Cerrar