Viernes 29 de Octubre 2021

Estas son las ciudades con más ratas de Estados Unidos

"El cierre de restaurantes, impulsado por la pandemia, obligó a los roedores a buscar nuevas fuentes de alimento", dice en un comunicado una empresa experta en control de plagas.

La calidad de las escuelas, el nivel de criminalidad, las oportunidades laborales y las opciones de entretenimiento son algunas de las variables a tener en cuenta para establecer los niveles de bienestar en las ciudades estadounidenses. Sin embargo, un dato que puede que pocos conozcan es el abrumador número de ratas que pasean por sus calles.

La empresa de control de plagas Orkin ha elaborado una lista con las 50 ciudades de Estados Unidos que a más ejemplares de este roedor dan cobijo. Como recoge Patch, la compañía ha observado que la cantidad de ratas que hay en la calle ha crecido con respecto a 2020.

“El cierre de restaurantes, impulsado por la pandemia, obligó a los roedores a buscar nuevas fuentes de alimento”, informó Orkin en un comunicado de prensa. “Sin restos de comida que consumir, se vio a estos animales rebuscando en nuevas zonas y mostrando un comportamiento inusualmente agresivo”.

¿Cómo combatir las plagas?

A medida que los estadounidenses volvían poco a poco a la normalidad, estos animales recuperaron igualmente su sustento. De hecho, solo en la ciudad de Nueva York, el número de quejas sobre la presencia de ratas ha aumentado un 80% en marzo de 2021.

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades han llegado a publicar una guía sobre las formas de mantener a ratas y ratones fuera de las casas y los negocios. Con todo y eso, Chicago, Los Ángeles, Nueva York, Washington D.C. y San Francisco son las cinco ciudades con más ratones.

Por otro lado, poblaciones como Cleveland han entrado en el “top 10” y otras como Baltimore se han acercado a los primeros puestos, escalando dos posiciones hasta llegar al número 6.

Orkin ha aprovechado para dar una serie de trucos que ayuden a combatir estas plagas: evitar dejar comida fuera, ordenar los espacios en la medida que sea posible, no dejar que el jardín se desborde, inspeccionar la vivienda en busca de excrementos de roedores y detectar posibles puntos de entrada en el exterior de la casa.

Foto: Shutterstock.

Cerrar