Jueves 01 de Septiembre 2022

El “Arca de Noé” en el 2022

Un estudio reciente realizado en el Parque Nacional Kruger de Sudáfrica, relaciono los fenómenos meteorológicos extremos con la perdida de plantas y animales.

Este proyecto “Rewild Zambezi” llevará a cabo el traslado de más de 400 elefantes, 2000 impalas, 50 ñus, 50 antílopes, 10 leones, 50 cebras, 50 búfalos, 70 jirafas y una manda de 10 perros salvajes.

Zimbabue comenzó con el traslado de 2.500 animales salvajes, debido a que sus vidas corren riesgo por la sequía y los estragos del cambio climático reemplazan a la caza furtiva como la mayor amenaza para la vida silvestre.

Lo que buscan al trasladar a los animales al Valle del Rio Zambezi, es reconstruir poblaciones de la vida silvestre allí. Los especialistas indican que es la primera en 60 años que Zimbabue, realiza un movimiento interno tan masivo de la vida silvestre.

“La falta de agua fue lo que obligó al país a realizar este proyecto, ya que su hábitat se había secado por la sequia prolongada”, dijo Tinashe Farawo, portavoz de la Autoridad de Manejo de Vida Silvestre y Parques Nacionales de Zimbabue.

 “Estamos haciendo esto para aliviar la presión. Durante años hemos luchado contra la caza furtiva y justo cuando estamos ganando esa guerra, el cambio climático se ha convertido en la mayor amenaza para nuestra vida silvestre. Muchos de nuestros parques se están superpoblando y hay poca agua o comida. Los animales terminan destruyendo su propio hábitat, se convierten en un peligro para sí mismos e invaden los asentamientos humanos vecinos en busca de alimento, lo que genera un conflicto incesante”, dijo Farawo a The Associated Press.

Los efectos del cambio climático en la vida silvestre no se limitan a Zimbabue. En toda África, los parques nacionales que albergan innumerables especies de vida silvestre, como leones, elefantes y búfalos, están cada vez más amenazados por lluvias por debajo del promedio.

Cerrar