Lunes 05 de Julio 2021

¡De ser millonarios pasaron a la banca rota!

Una sonrisa inigualable tenía una pareja tras enterarse que tenían en su cuenta 2 millones de dólares. Jamás imaginaron que su vida cambiaría, de manera inimaginable.

Gillian y Adrian Bayford, la pareja ganadora, soñaban con comprar una casa grande, autos y viajar junto a sus dos hijos por el mundo. Cumplieron parte de los viajes, pero al cabo de un año la pareja se divorció.

Ella se mudó con sus dos hijos a su tierra natal,Escocía. En ese lugar invirtió cantidades millonarias en una inmobiliaria, que al poco tiempo le trajo problemas y en la actualidad tiene deudas.

Tiempo después Gillian conoció a un psicólogo con quien inició una relación sentimental. Él, a las pocas semanas la demandó por maltrato doméstico. Después de esto, la mujer se volvió a casar con Brian Deans.

Adrián por su parte compró 38 casas en Inglaterra y las rentó. Tampoco le fue bien porque tuvo y aun tiene constantes demandas de sus inquilinos que lo acusan de incrementar el alquiler sin ninguna razón.

La pareja tenía 41 años cuando ganaron la lotería, 9 años después, les queda una lujosa residencia que hasta el día de hoy no pueden vender y valerse del dinero.

Dicen que el dinero no trae la felicidad, pero es mejor llorar dentro un Ferrari que debajo de un puente. Sin ambargo, ¿cuánto dura?

Cerrar