Jueves 23 de Junio 2022

Crece la preocupación en Londres: detectan el virus de la poliomielitis en las alcantarillas

Las autoridades británicas sospechan que pudo haber llegado a principios de 2022 a través de una persona vacunada en el extranjero.

En Reino Unido se encienden las alarmas luego de que las autoridades sanitarias encontraran en diversas muestras de las alcantarillas de Londres el virus que provoca la poliomielitis, eliminada en ese país desde 2003.

La Agencia de Seguridad Sanitaria británica (UKHSA, por sus siglas en inglés) precisó que las muestras de varios poliovirus genéticamente relacionados se recolectaron entre febrero y junio en la planta de aguas residuales de Beckton, que da servicio a cerca de cuatro millones de personas en el norte y el este de la ciudad.

La UKHSA remarcó que la mayoría de la población británica recibió durante la infancia protección contra la polio, la enfermedad que puede provocar lesiones en la médula espinal y parálisis de algunos músculos. Sin embargo, estiman que cerca del 14% de los londinenses no cuentan con las tres primeras dosis necesarias de la vacuna para estar protegidos.

Asimismo, admitió sus sospechas de que el virus pudo haber llegado a Reino Unido a principios del 2022 a través de una persona vacunada en el extranjero y pudo haber contagiado a otros individuos cercanos. En ese sentido, creen que la persona podría haber viajado de Afganistán, Pakistán o Nigeria, países donde la enfermedad es endémica.

De cualquier manera, la agencia británica detalló que hasta el momento no se detectaron casos de la enfermedad, pero instó a todos los médicos y profesionales de la salud a que “investiguen en profundidad y notifiquen cualquier caso sospechoso de parálisis flácida aguda” que no puedan explicar por causas no infecciosas.

Ya se detectaron casos aislados del virus en aguas residuales en el pasado: provenía de personas que habían recibido una vacuna oral contra la polio -en otros países- y podían dejar restos de una versión debilitada del patógeno.

Para las autoridades sanitarias, el virus evolucionó y se comporta de forma similar a un organismo convencional capaz de transmitirse a personas no vacunadas por vía aérea o al entrar en contacto con heces.

En esa línea, también se pidió a los centros sanitarios que comprueben que sus pacientes hayan recibido las vacunas contra la poliomielitis, así como también se llamó a poner “particular énfasis” en la inmunización de “nuevos migrantes, solicitantes de asilo y refugiados”.

Según informó la Organización Mundial de la Salud (OMS), la poliomielitis es una enfermedad vírica altamente contagiosa que afecta principalmente a niños menores de cinco años. Se transmite de persona a persona y se propaga, en la mayoría de los casos, a través de la vía orofecal. Puede provocar daños en el sistema nervioso y causar parálisis.

Hasta el 90% de los infectados no presentan síntomas o son leves. Generalmente, se presentan fiebre, fatiga, dolor de cabeza, vómitos, rigidez en el cuello y dolor en las extremidades, consignó la OMS. Además, agregó que la cura reside únicamente en la vacunación

En la Argentina no se registran casos de poliomielitis desde 1984 y en el continente americano se certificó la eliminación del virus en 1994. Sin embargo, el Ministerio de Salud anunció hace pocos días el lanzamiento de una campaña de refuerzo de vacunación, que incluye la vacuna antipoliomielítica.

El propósito de la campaña es avanzar en la “estrategia final para la fase final de la erradicación” por haber sido declarada una emergencia de salud pública de importancia internacional en 2014.

Cerrar