Domingo 19 de Diciembre 2021

Cita de Tinder terminó en tragedia

Sydney Loofe de 24 años fue encontrada dentro de bolsas de basura, fue asesinada y desmembrada en 14 pedazos como parte de un ritual en una secta sexual.

El crimen sucedió el 15 de noviembre de 2017 y conmocionó al estado de Nebraska en Estados Unidos.

La joven había pasado un periodo depresivo y decidió darse una nueva oportunidad en la aplicación Tinder, concertó una cita y publicó una fotografía antes del encuentro.

Familiares y amigos cercanos empezaron a preocuparse cuando Sydney no se presentó al trabajo ni respondía mensajes o llamadas. Fueron a buscarla a su departamento donde solo encontraron a su mascota.

De inmediato llamaron a la policía, según las investigaciones el crimen fue fríamente calculado.

Bailey Boswell fue identificada como la principal sospechosa de la desaparición de Loofe, Bailey se registró en la aplicación de citas con el nombre de Audrey, su primera declaración fue que dejó a la joven en casa de un amigo después de su cita.

Con el avance de la investigación se descubrió que Bailey vivía con su novio Aubrey Trail, ambos se convirtieron en sospechosos y gracias a sus celulares se pudo identificar la zona donde estaba el cadáver de Sydney Loofe.

El 4 de diciembre de 2017 se hallaron partes del cuerpo desmembrado de la joven, los peritos determinaron que la víctima habría sido asfixiada hasta su muerte, su cuerpo presentaba hematomas y heridas, signos claros de que luchó por sobrevivir.

Durante el juicio Boswell y Trail cambiaron sus declaraciones hasta que terminaron confesando el crimen.

Ambos crearon una especie de “culto sexual” y usaban la aplicación de citas Tinder para atraer a otras mujeres. Las convencían de que tenían poderes si torturaban y mataban gente además les ofrecían retribuciones si participaban en estafas.

El día que citaron a Sydney intentaron convencerla de unirse a su secta y participar en el juego sexual, pero ella se negó, entonces la mataron para proteger su estilo de vida.

Trail fue condenado a pena de muerte y Boswell a cadena perpetua sin libertad condicional.

Cerrar