Viernes 27 de Agosto 2021

Científicos logran transformar el sudor de las manos en electricidad

Un equipo de investigadores creó un sistema que saca utilidad al sudor produciendo un ahorro energético.

Un equipo de científicos desarrolló un dispositivo recolector de energía corporal, considerado el más eficiente jamás inventado, produciendo 300 milijulios (mJ) de energía por centímetro cuadrado sin ningún aporte de energía mecánica durante una noche de sueño de 10 horas.

El dispositivo en cuestión parece una bandita para curar heridas. La tira se envuelve alrededor de los dedos y lo único que hay que hacer es ponerse a dormir o tumbarse y esperar que, mientras sudamos, la tecnología haga el resto: recolectar energía de nuestro sudor para generar electricidad.

Los investigadores que crearon el invento, pertenecientes la Universidad de California en San Diego, Estados Unidos, han presentado el prototipo que, tras las primeras pruebas, demostró generar suficiente energía para mantener un reloj en funcionamiento durante 24 horas (o lo que es lo mismo, producir unos 400 milijulios). Eso sí, un reloj de pulsera electrónico, no uno inteligente. Y eso solo con la yema de un dedo. Solo hay que multiplicar por 10 para saber la energía que obtendríamos si todos los dedos contaran con esta “bandita tecnológica”.

Ya existen dispositivos que permiten producir energía gracias al usuario, pero conllevan que este tome un papel activo: que haga ejercicio intenso o que se produzcan grandes variaciones de temperatura. Al contrario de este tipo de sistemas, la tira, flexible y muy delgada, emplea un sistema pasivo (como una esponja inteligente) para generar electricidad a partir de la humedad en las yemas de los dedos, incluso si estamos completamente quietos, ya sea sentados o dormidos.

Según recoge El Confidencial, los dedos producen sudor constantemente; es más, cada una de las yemas de los dedos cuenta con más de mil glándulas sudoríparas, que pueden producir entre 100 y 1.000 veces más sudor que otras partes del cuerpo y lo que hace esta tira inteligente es utilizar ese sudor antes de que se evapore.

Por tanto, el dispositivo puede funcionar sin que el usuario mueva un músculo. Es una gran ventaja el hecho de que no requiera de ninguna intervención física del usuario. Así, mientras descansamos, la tira convierte los químicos que se encuentran en el sudor humano en pequeñas cantidades de energía eléctrica.

Por el momento, el prototipo es capaz de almacenar poca energía. Lógicamente, aún no es adecuado para alimentar continuamente dispositivos electrónicos de alto rendimiento como un smartphone, pero los desarrolladores esperan aumentar su capacidad en el futuro.

Foto: Shutterstock.

Cerrar