Jueves 23 de Septiembre 2021

Castró a un hombre y lo guardó en un congelador ¿Volvió el canibalismo?

Las redes sociales pueden ser un arma de doble filo debido a que hay cibernautas con malas intenciones. Un joven de 28 años, quiso cambiar de sexo y contactó a un “médico” por internet para que le realizara una operación. Él nunca se imaginó lo que pasaría.

Bob Lee Allen y su esposo Thomas Evans Gates, se casaron a finales de 2020 en el estado norteamericano de Texas. Según ellos, eran expertos en reasignación de sexo y tenían una experiencia de 15 años. Desde hace mucho tiempo se dedicaban a realizar cirugías ilegales a personas que no contaban con los recursos necesarios. El muchacho de esta historia consiguió hablar con ellos.

En Oklahoma, Estados Unidos, la pareja llevó a esta persona a una cabaña lejana. Iniciaron su “trabajo” y le colocaron anestesia local. Aún consciente lo mutilaron. El joven aseguró en su declaración, que uno de ellos mencionó ser caníbal y que guardaría y comería sus partes íntimas.

Las autoridades encontraron varios genitales en un congelador. Ellos fueron detenidos cuando visitaron a la víctima. Él presentaba una hemorragia grave. El juez dictó una sentencia de 12 años para Bob y una multa de 5.000 dólares para su marido.

Cerrar