Viernes 03 de Junio 2022

Captan en video a un tiburón “zombie” resistiendo tras ser devorado en un ataque caníbal

El científico español Mario Lebrato filmó unas imágenes que se viralizaron en segundos.

Un científico español captó el momento en el que un tiburón punta negra continuó nadando como un zombie tras haber sido parcialmente devorado por otros tiburones toro luego de que fue liberado en el Océano Indico.

El suceso ocurrió cerca de las costas de Mozambique, luego de que el científico español Mario Lebrato liberó a un tiburón y este fue atacado por aproximadamente 10 tiburones casi de inmediato, dejando al escualo gravemente herido, con varios de sus órganos expuestos.

Lebrato declaró que una vez que el tiburón se liberó de la cuerda que lo sujetaba a la embarcación, el animal nadó hacia las profundidades, en donde aproximadamente 20 minutos después sucumbió a sus heridas y murió, informo el Daily Mail.

Todo parecía ser un día normal para Lebrato, un científico que dedica gran parte de sus días a rescatar tiburones. Era justamente esto lo que hacía cuando quedó atónito al ver un tiburón zombie. El animal estaba “medio comido” por sus pares mientras intentaba seguir devorando a cuanto pez encontraba a su paso. Si bien la situación es digna de una película lo cierto es que existen investigaciones que comprueban que estos depredadores ápices llevan más de un milenio comiéndose entre ellos.

​Las imágenes sangrientas que consiguió captar ya son virales. Es que para las personas estas acciones típicas del mundo animal no dejan de sorprender. El experto liberaba un tiburón de punta negra al océano cuando se le apareció la bestia totalmente mutilada. Pese a las heridas seguía dando batalla para continuar alimentándose. El hombre no dudó ni un instante cuando tomó su cámara para dejar todo registrado.

“Los tiburones se comen a los tiburones, eso es conocido, pero es muy difícil de filmar y documentar”, explicó Lebrato, quien aseguró que el tiburón zombie luchó durante al menos 20 minutos contra sus pares que suelen pesar entre 300 y 400 kilos.

Mientras filmaba se dio cuenta de que el animal había perdido prácticamente toda la parte inferior de su cuerpo. Sin embargo, continúo defendiéndose. Incluso hasta lo vio alejarse nadando mutilado para su sorpresa luego de lo que había logrado filmar.

En vivo

Programación completa
Cerrar