Jueves 29 de Abril 2021

Biden anunció plan para ir en ayuda de la clase media financiado con impuesto a los súper ricos

"Es hora de que las empresas estadounidenses y el 1% más rico de los estadounidenses paguen su cuota justa", dijo el presidente de Estados Unidos en su primer discurso ante el Congreso.

A mediados de este mes la Organización de Naciones Unidas (ONU) se sumó a quienes estaban pidiendo un impuesto a los “súper ricos” como una forma de financiar los gastos que ha generado la pandemia.

El secretario general, António Guterres, pidió a los gobiernos que consideren “un impuesto de solidaridad o sobre la riqueza para aquellos que se han beneficiado durante la pandemia, para reducir las desigualdades extremas”.

En su primer discurso ante el Congreso, el presidente de Estados Unidos, Joe Biden anunció un masivo plan para ir en ayuda de la clase media con impuesto al 1% más rico.

El líder del Partido Demócrata presentó el “Plan de Familias Estadounidenses”, una propuesta legislativa con un costo de aproximadamente 1.8 billones de dólares y que irá en ayuda de las familias para pagar el cuidado infantil, hacer que los colegios comunitarios sean gratuitos en sus primeros dos años, mejorar el sistema de becas para estudiantes de bajos ingresos y proporcionar licencia familiar y médica pagada.

“Es hora de que las empresas estadounidenses y el 1% más rico de los estadounidenses paguen su cuota justa”, dijo Biden.

La propuesta del mandatario estadounidense tiene como objetivo que el impuesto máximo para las personas físicas pase del 37% al 39,6%, pero sólo afectaría al 1% de los hogares más ricos.

“El presidente ha dejado claro que nuestro sistema tributario no funciona cuando un administrador de fondos de cobertura, que gana cientos de millones de dólares, paga impuestos a una tasa más baja que el conserje que trabaja en su oficina o el ama de llaves en su mansión”, dijo la asesora principal de la Casa Blanca, Anita Dunn.

Pero las medidas de Biden no solo están pensadas para paliar la crisis económica producto de la pandemia y la desigualdad que dejó en evidencia, sino que también hacerle frente a China y tener una posición hegemónica en el nuevo siglo.

“Estamos compitiendo con China y otros países para ganar el siglo XXI. Tenemos que hacer algo más que reconstruir, tenemos que construir mejor”, dijo Biden.

Se espera que los cambios impositivos generen unos 700.000 millones de dólares de financiación durante los próximos 10 años.

Foto: Shutterstock

Cerrar