Jueves 05 de Mayo 2022

¿Qué pasó con Víctor?

Un hombre desaparecido desde el 30 de abril es hallado muerto en una laguna de Punata.

La víctima, que estaba envuelta en un saco de hule, se dedicaba a la venta de autos en Cochabamba y fue encontrado por un poblador que pasaba por el lugar.

En las últimas horas se halló el cuerpo sin vida de una persona de sexo masculino en la laguna Chirusi del municipio de Punata, en Cochabamba. El hombre fue identificado como Víctor Rodríguez Vidal, de 52 años, quien se dedicaba a la venta de autos y estaba desaparecido desde el 30 de abril pasado.

Según el relato del habitante que encontró los restos, ya lo había visto el fin de semana, pero pensó que se trataba de un animal. Fue durante su regreso ayer a su lugar de residencia que evidenció que el cuerpo seguía en el mismo lugar y es cuando verifica y corrobora que se trataba de una persona.

“El domingo ya lo había visto (al cuerpo) envuelto en un hule, pero pensé que era un animal muerto. Hay mucha maleza y el lugar es silencioso”, afirmó un poblador.

Tras el hallazgo, informó a los dirigentes vecinales, quienes llamaron a la Policía para que haga el levantamiento de los restos. El caso continúa en investigación, por lo que su familia exige que se dé con el o los responsables de la muerte de este hombre.

Los restos fueron llevados hasta dependencias del Instituto de Investigaciones Forenses (IDIF), para que se le practique una autopsia y se conozca las causas de la muerte.

Según familiares, Víctor Rodríguez desapareció el 30 abril por la tarde después de salir del domicilio donde vivía con su madre, en Arani, para oficializar la venta de un vehículo a un supuesto comprador que se hizo presente en el inmueble del ahora fallecido asegurando que vivía a tres cuadras, en el domicilio de sus suegros. La víctima, sin sospechar de lo que le pasaría, sacó los papales de su auto y se fue con el hombre.

“El supuesto comprador llegó a la casa y le dijo a mi madre que ya había hablado con mi hermano (Víctor). A los pocos minutos llegó mi hermano en el Noah que fue a vender a Cochabamba, ya que él se dedica a la venta de autos desde hace muchos años; sacó el taxi del garaje y le pidió a mi madre que le pase los papales del auto Toyota Corolla modelo 2015, eran las (17:00 horas) cuando salieron con el comprador que decía vivir a  tres cuadras. Desde ese momento no volvimos a saber más de él, a la media hora dejó de funcionar su celular, sonaba apagado, lo buscamos por todo lado y a la medianoche no dirigimos a la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (Felcc) de Punata, donde una señorita nos dijo que a esa hora no podían hacer nada y regresemos al día siguiente. (El 1 de mayo) nos atendieron a las 09:00 de la mañana, nos recibieron la denuncia y luego nos enviaron a la Dirección de Prevención de Robo de Vehículos (Diprove), donde nos enteramos que el auto fue abandonado en el cruce a Arbieto con una llanta reventada y la cremallera rota”, relató la hermana de la víctima.

Víctor, quien se hallaba separado de su pareja y vivía con su madre adulta mayor, dejó en la orfandad a dos hijos.

Cerrar