Vivió vergonzosa humillación al intentar pasar con el alimento de su bebé en un aeropuerto

Vivió vergonzosa humillación al intentar pasar con el alimento de su bebé en un aeropuerto
Vivió vergonzosa humillación al intentar pasar con el alimento de su bebé en un aeropuerto

Le dijeron que había infringido las normas de seguridad y que lo que llevaba debía ser confiscado.

Katie Langan es una madre australiana de 33 años, quien vive en Holanda junto a su pareja Winus van Asselt y la pequeña hija de ambos, Layla. Esta mamá suele viajar mucho por diferentes países de Europa, pero en su más reciente travesía vivió una situación que la hizo sentirse humillada.

Una publicación de La Voz del Muro consigna que el desagradable hecho ocurrió en el aeropuerto de Londres-Heathrow, y se produjo en el momento en que la mujer intentó pasar por el control de seguridad. En ese instante fue abordada por uno de los guardias que tuvo una actitud muy poco comprensiva.

madre 1

Langan se había sacado cerca de un litro de leche materna para estar despreocupada durante un viaje de cinco días. Pero cuando regresaba a Holanda fue forzada a vaciar la leche, sin que le ofrecieran otra opción más razonable. Incluso ofreció revisar la leche y sugirió otras soluciones antes de tirarla, como vaciarla en recipientes aprobados y pagar un dinero extra por el "exceso" de equipaje. Sin embargo, el funcionario de seguridad del aeropuerto no quiso tener en cuenta sus peticiones, alegando que había infringido las normas de seguridad y que la leche debía ser confiscada.

Madre_2

"Estaba avergonzada y me sentí muy humillada. Tuve que explicarle sobre lactancia materna a un hombre que no quiso entender. Me quedé muy mal tras tirar toda aquella leche, porque le dediqué tiempo y fue bombeada con amor. Esto significa que la próxima vez que viaje lejos, mi bebé no podrá tener leche materna", dijo la mujer, quien terminó llorando en la fila del aeropuerto.

Katie viajó en más de 20 ocasiones durante el año pasado, transitando aeropuertos como el de Boston, Estambul, Bristol, Amsterdam o Edimburgo, y en todas las ocasiones llevó su leche materna entre sus pertenencias sin ningún problema.

Fotos: Katie Langan.

pixel

TEMAS RELACIONADOS:
+ NOTICIASmás noticias

DÉJANOS TUS COMENTARIOS
NOTAS RECOMENDADAS