Yagli Güres la centenaria y resbaladiza lucha libre turca

Cuerpos musculosos, pantalones de cuero, tambores, sol y mucho aceite ponen el ambiente a una de las tradiciones deportivas más antiguas del mundo: el festival de la lucha libre de Edirne, en el noroeste de Turquía.

Durante tres días, sesenta y cuatro luchadores de todo el país, embadurnados en aceite de oliva, compiten por el título de baspehlivan, o héroe supremo. Quienes logran tres campeonatos consecutivos alcanzan el preciado Cinturón de Oro.

Bajo el sol abrasador de julio, los luchadores de Yagli Güres, como se denomina a esta disciplina, no paran de pasarse la mano por los ojos para evitar cegarse con la mezcla de aceite y sudor que corre por su piel.

El aceite ha de ser de oliva, coinciden los entendidos: no vale ningún otro, ya sea por el grado de acidez, ya sea porque así lo manda la tradición, y los jóvenes con latas de aceite que atraviesan el césped entre los luchadores son una de las estampas habituales.

Este año, el torneo ha costado unos 800.000 euros y ha generado ingresos en torno a los 250.000 euros, según datos de la alcaldía de Edirne, que asume los gastos.


DÉJANOS TUS COMENTARIOS
  • LEY 263 LEY INTEGRAL CONTRA LA TRATA Y TRAFICO DE PERSONAS
  • Brindarán seminarios gratuitos para mujeres emprendedoras
  • Brindarán seminarios gratuitos para mujeres emprendedoras
  • Prueba psicotécnica para postulantes a carreras de derecho